SANTA EULALIA

SANTA EULALIA

El acceso a la iglesia de Santa Eulalia tiene lugar desde la Plaça de Santa Eulalia, una de las más antiguas de la ciudad.

También la misma iglesia fue una de las primeras parroquias de Palma, al reconvertir la mezquita existente en Iglesia.

Tras la conquista catalana (1229), Palma se dividió en cuatro parroquias, siendo Santa Eulalia una de ellas. Construida sobre una mezquita a finales del siglo XIII, las obras e intervenciones se alargaron hasta el siglo XVII. El resultado es la única iglesia de tres naves que podemos encontrar en Palma - además de la catedral - en la que se han ido superponiendo diferentes aportaciones de cada época. Destaca su solidez y austeridad en la ornamentación.

Además de su uso para culto de los fieles fue también lugar para reuniones de los artesanos de los gremios y ceremonias, dándose así en ella la unión de las clases nobles y las más populares.

Formalmente su interior presenta planta basilical sin crucero, con un presbiterio de forma poligonal cubierto por una bóveda de crucería. A fines del XIX se realizó una reforma que afectó principalmente a la fachada. Con esta obra se sustituyó a la anterior del XVII, y se dio al exterior una apariencia en la que se mezclaban distintos estilos.