PORTA DES CAMP

PORTA DES CAMP

El huerto del convento de Sant Jeroni se encuentra cerrado por un muro que formaba parte del antiguo recinto fortificado musulmán de los siglos XI y XII. Era la cerca que defendía la Madina Mayurca en el momento de la conquista cristiana. Producida esta conquista, el cuarto recinto amurallado fue reconstruido, pero sin casi ampliar la superficie rodeada, hasta que, a partir del siglo XVI, quedó obsoleto por la superposición de las nuevas murallas llamadas renacentistas. Las murallas medievales, construidas a partir de una combinación de sillares de arenisca y del conglomerado de tierra y piedras llamado tapial, resultaron inútiles referente a la introducción de la artillería. Paulatinamente, los restos de este recinto fueron desapareciendo, aunque hasta el derribo del quinto recinto, entre 1902 y 1913, se podían distinguir muchos elementos del cuarto, como la famosa puerta de Santa Margalida, la Bab al-Kahl musulmana por donde entraron las tropas de Jaume I en la conquista aragonesa.

Las murallas de la Porta del Camp se han conservado por el hecho de formar parte del recinto de un convento de clausura. Estas murallas fueron muy restauradas en el año 1972, y se reconstruyeron las almenas y una torre de planta cuadrada.