EL TEMPLE

ANTIGUA ALMUDAINA DE GUMARA

La Almudaina de Gómara constituía un recinto fortificado musulmán integrado dentro de la Medina Mayurqa. Actualmente está muy modificado, lo que dificulta su datación. Es probable que en los primeros tiempos de la dominación islámica sólo existiera en el lugar una puerta de la muralla, la Bab Gumara, que permitía el acceso a los caminos del sur de la isla (zona en parte ocupada por los planes de los Gumara, de dónde procede su nombre). La fortificación probablemente se construyó después de la expedición pisano-catalana de los años 1114-1115. Del antiguo recinto únicamente se conservan dos torres cuadradas, rehabilitadas para usos modernos.

Después de la conquista cristiana, la fortificación musulmana permaneció en poder de la orden del Temple. Antes de 1250, los templarios ya habían construido la capilla del fondo del recinto. A finales de 1285 aconteció en este lugar el único acto de resistencia de la ciudad ante la conquista de la isla por parte de Alfonso el Liberal de Aragón, ya que se habían hecho fuertes en el recinto Ponç Saguárdia, gobernador de la isla, y los suyos fieles al rey Jaume II de Mallorca. En el año 1311, una vez disuelta la orden del Temple por disposición papal, el conjunto pasó a manos de la orden de San Juán del Hospital. En 1811 fue expropiado por el estado.

La capilla del temple es de estilo gótico inicial, con elementos románicos. Estos componentes románicos son visibles en el atrio, en la puerta principal y en las capillas de los laterales de la zona de ingreso. Tiene una planta de nave única dividido en siete tramos. La cubierta de la nave es de bóveda de crucería. La del prebisterio presenta ocho molduras convergentes en el centro y apoyadas sobre pilastras. Las capillas son de reducidas dimensiones y se abren bajo un arco de medio punto; sobre ellas aparece el triforio, también con arcos de medio punto. Las capillas laterales románicas, en la zona de ingreso, presentan columnitas de esbelto fuste cilíndrico y capitel con ornamentación vegetal, que sostienen arquivoltas con decoración geométrica (ajedrezado y puntas de diamante). La de la izquierda contiene una talla medieval de Cristo crucificado, con la cruz de los templarios marcada.