CLAUSTRO DE SAN FRANCISCO

CLAUSTRO DE SANT FRANCESC

El claustro de Sant Francesc está adosado a la iglesia homónima y tiene planta trapezoidal. Los arcos son ojivales lobulados, apoyados sobre ciento quince esbeltas columnas de sección cuatrilobulada. El techo se configura a partir de un artesonado policromado donde se representan básicamente los escudos de la Corona Aragonesa y de la Universitat de Mallorca. En la parte interior hay un zócalo con oberturas que permiten el paso al patio central.

La galería norte es la más antigua. Alternan columnas de mayor y menor grosor, y presenta dos tipos de capiteles, de los cuales arrancan arcos trilobulados. Las otras galerías son posteriores, con columnas uniformes y arcos más adornados, que pueden llegar a tener cinco lóbulos. La galería meridional es la más moderna, plenamente del siglo XV.

El paramento y el suelo de los pasillos contienen lápidas de las setenta y dos familias nobles que tenían sepultura en este recinto. La galería superior fue añadida al conjunto posteriormente, en los siglos XV y XVII. Tiene columnas octogonales y circulares.

En el centro del claustro está ocupado por un jardín. En él está situado un brocal de cisterna construido en 1638, que muestra el escudo del obispo Juan de Santander.

En 1521 el convento fue sede del Consejo General de la Germanía, y en el claustro se celebraron algunas de sus asambleas.