CA LA GRAN CRISTIANA

LA GRAN CRISTIANA

Los Togores obtuvieron en el reparto producido a raíz de la conquista de 1229 las caballerías de Aiamans, Lloseta y Biniali. Siglos más tarde, en el año 1634, Felipe V otorgó a Miquel-Lluís Ballester de Togores i de sales los títulos de Conde de Aiamans i Barón de Loseta. El mismo año del nombramiento, el primer conde de Aiamans hizo edificar u nuevo casal sobre unas casas más antiguas, cuyos restos aún se pueden observar (marcas de arcos, ventanas ajimezadas y portales), ya que se han dejado al descubierto en la fachada.

En el año 1795, por vínculos matrimoniales, se establecio en la residencia la famila Villalonga-Desbrull y el casal de los condes de Aiamans se trasladó a la antigua posada de l´Estorell. Durante la segunda mitad del siglo XIX habitó la casa y realizó en ella importantes reformas de estilo neogótico y salas isabelinas, Doña Catalina Zaforteza i de Togores, conocida como la "Gran Cristiana". Fue destacada defensora de la causa carlista, por cuyo motivo fue detenida y confinada en su posesión de Son Angelats de Sóller.

Actualmente, y desde lo años setenta, Ca la Gran Cristiana es la sede del Museu de Mallorca, por lo que se a adaptado el edificio a las nuevas funciones museísticas.

Tienen planta pentagonal irregular determinada por su ubicación. La fachada se divide en tres pisos. El portal es de medio punto y dovelado. La planta tiene balcones enmarcados y barandillas de hierro barrocas. Las ventanas del desván son góticas, de arco conopial, y en lo alto hay un gran alero. El centro de la fachada está ocupado por el escudo del séptimo Conde de Aiamans, del siglo XVIII.